Cómo identificar y evitar los disfraces musicales

Los podcasts a menudo se olvidan de la música y el diseño de sonido. Cuando se trata de audio en directo, hay que pensar en la apariencia de su programa. Además, tienes que ser consciente de cualquier música que pueda distraer a tus invitados y a la audiencia. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a identificar y evitar los disfraces musicales en tu programa:

¿Qué son los disfraces musicales?

Hay varios tipos de disfraces musicales, entre ellos:

Disfraces musicales accidentales

 Cuando alguien sintoniza accidentalmente una canción que no conoce y acaba cantando sin darse cuenta, esto puede ser un disfrace musical. Este tipo de disimulo musical se ve más comúnmente cuando alguien está escuchando su propia música a todo volumen en la ducha o durante una discusión, y no se da cuenta.

Imitar las canciones de otras personas

 Si te pones a tararear o cantar canciones populares sin permiso, también puedes ser culpable de imitar las canciones de otras personas. Este tipo de exhibición musical se produce cuando dos amigos o familiares van de un lado a otro intentando elegir la misma canción para ellos y acaban cantándola juntos de forma convincente como lo hicieron los músicos originales.

Cubrirse la cabeza con un sombrero o una bufanda mientras se escucha música

A veces, la gente se olvida de que está escuchando música mientras lleva los auriculares y acaba por seguir escuchando, aunque tenga la cabeza cubierta con el pelo o un pañuelo.

Este tipo de comportamiento puede ser muy molesto para los demás pasajeros, que tienen que esperar a que todo el mundo haya dejado de hablar antes de intentar preguntar qué está pasando, o que tienen que quitarse los auriculares para hacer ejercicios de respiración porque el sonido era demasiado alto para cualquier otra persona cercana.

Cómo evitar los disfraces musicales en el lugar de trabajo

A la hora de elegir el reproductor de música adecuado para el lugar de trabajo, hay que tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, asegúrate de que el reproductor puede reproducir cualquier tipo de archivo de audio (incluidos los MP3 y los AAC) y de que es fácil de usar. En segundo lugar, asegúrate de estar al día en tecnología musical.

Los reproductores de música modernos ofrecen ahora funciones como el reconocimiento facial y el control por voz, que hacen más fácil que nunca sacar el máximo partido a tus canciones. Y, por último, evita parecer un completo idiota y no pongas nunca música que no conozcas o en la que no confíes.

Mantente al día en tecnología musical

Una de las mejores maneras de estar al día con la tecnología musical moderna es utilizar una aplicación como Spotify o Apple Music. Estas aplicaciones te permiten hojear una gran variedad de canciones sin tener que detenerte a escucharlas, lo que puede ahorrarte tiempo y energía en el calor del día.

Además, el uso de una aplicación como Pandora te permite escuchar las canciones en streaming sin conexión, lo que puede ahorrarte dinero en el alquiler de equipos de sonido o en la compra de álbumes físicos.

Encontrar la música adecuada que se escucha en el trabajo

Otra gran manera de estar al día en la tecnología musical moderna es escuchar lo que ha sido popular recientemente en el trabajo. Mirando los comentarios de los empleados en línea o a través de las plataformas de las redes sociales, puedes hacerte una buena idea de qué canciones escuchan los trabajadores y cómo pasan sus días (y sus noches).

Además, el uso de Spotify o Apple Music, así como de radios para empleados, puede ayudar a mantener a los empleados conectados con la actualidad y las canciones favoritas fuera del horario de trabajo.

Cómo evitar los disfraces musicales en tu casa

El primer paso para evitar disfraces musicales en tu casa es elegir el reproductor de música adecuado. Si busca un reproductor que pueda reproducir tanto canciones clásicas como pop, busque modelos con salida de audio digital para poder conectarse de forma inalámbrica. Además, asegúrese de que el reproductor tenga un amplificador incorporado para que pueda soportar la reproducción a gran volumen.

Encuentre la música adecuada para escuchar en casa

Para evitar escuchar música popular en casa y sonar como un idiota, intenta ceñirte a géneros o tipos de música específicos que te gusten y no te importe escuchar mientras duermes (o cuando intentas no molestar a tu pareja). Por ejemplo, si te gustan las canciones de R&B con alma, evita escuchar temas de dance hall.

Del mismo modo, si prefieres las vibraciones metaleras, limítate a los estilos de rock más pesados en lugar de las melodías de rock duro/metal. Por último, ten en cuenta el volumen de tu reproductor de música y la facilidad con la que amplifica el ruido de fondo en tu casa. Si todo lo demás falla y sólo tienes que escuchar algunas canciones al azar mientras preparas la cena o trabajas con el ordenador, ¡hazlo!

Evita parecer un completo idiota

Si todo lo demás falla y tienes que escuchar algunas canciones al azar mientras preparas la cena o trabajas en el ordenador, ¡hazlo! Pero asegúrate de no sonar como un idiota: intenta no sobre estimular tus tímpanos con demasiados graves o percusión. Además, intenta utilizar auriculares cuando escuches música para que no se oiga ningún ruido exterior.

Los disfraces musicales pueden ser una gran distracción en el trabajo y en casa. Para evitarlas, es importante elegir el reproductor de música adecuado, estar al día en tecnología musical y evitar sonar como un completo idiota.